Eco-turismo Beni

 

Turismo responsable para disfrutar de la Amazonia Boliviana

Por  Liliana Costa.

No cabe duda de cómo la sociedad ha ido tomando consciencia de forma progresiva y generalizada sobre la importancia crucial de cuidar del medio ambiente y de los recursos del planeta. Las campañas a favor del desarrollo sostenible han ido calando en individuos y organizaciones, que han cambiado sus hábitos a favor de conductas mucho más equilibradas y favorables a la protección de la naturaleza, de cara a alcanzar un equilibrio entre ésta y la acción humana.

De entre todas las conductas perjudiciales para la naturaleza que actualmente se encuentran en pleno cambio, destacan las del sector turístico, que pretende paliar ahora décadas de actividad y explotación de numerosas zonas geográficas en función tan sólo del mero beneficio económico. De este modo, hábitos de este campo de actividad como la construcción sin control de infraestructura hotelera, y los constantes tours sin atención a la riqueza biológica de cada lugar, han dado paso de forma progresiva a un nuevo tipo de turismo que busca paliar, en la medida de lo posible, el fuerte impacto producido sobre el hábitat.

Este nuevo turismo sostenible, que busca un beneficio en comunión con la protección del medio a través de conductas responsables, ha cobrado especial importancia en algunos  lugares de Sudamérica, que  están experimentando un boom en materia de afluencia turística ecológica. En el caso de Bolivia, un país con una diversidad abrumadora y dotado de miles de atractivos turísticos, explota un porcentaje mínimo de sus posibilidades. Aún así, cada vez más, se va viendo que la  promoción del turismo va en aumento, así como la oferta turística.

Para proteger los recursos y hábitats algunas entidades y asociaciones, como es el caso de la marca Vh han tomado medidas para otorgar certificaciones a productos y servicios que se realicen teniendo en cuenta los estándares de sostenibilidad basados en los Criterios Globales de Turismo Sostenible. Del mismo modo, otras empresas se ocupan ya de promover servicios, tour operadores, hostales y otros lugares de alojamiento, y actividades, que se encuentren bien integradas dentro de los criterios de sostenibilidad con el medio que se han ido proponiendo en convenciones y congresos sobre la materia a escala internacional.

A pesar de ello, son las conductas individuales de los viajeros las que más incidencia tienen sobre la protección o el daño al medio, por lo que seguir unos consejos prácticos para viajar de forma más sostenible será siempre una buena idea para actuar con mayor responsabilidad:

  • Controla el consumo de agua y de energía. Apaga las luces siempre que salgas de una habitación y sé moderado en el consumo de agua, priorizando la ducha frente al baño. Cuidarás de los recursos del planeta y de la zona.
  • Trasládate en vehículos sostenibles. Busca en páginas de internet locales cómo comprar un auto de segunda mano en la web, o donde alquilar algún medio de transporte eco sostenible, como bicicletas. Trasládate de esta forma en las ciudades en las que te hospedes, y descubre una nueva forma de ayudar a la naturaleza en tus viajes.
  • Planifica tu viaje con proveedores que te ofrezcan garantía de respeto por el medio ambiente. Navega en busca de anuncios online por la red donde encontrar empresas turísticas que cumplan con estándares de calidad y sostenibilidad. De esta forma conseguirás no degenerar  los lugares que visites, especialmente cuando éstos sean espacios protegidos por su particularidad biológica.
  • Busca información de la cultura y los valores de las poblaciones. Esta medida conseguirá que te conviertas en un turista más respetuoso con la geografía, flora y fauna de los lugares que visites, así como con las poblaciones autóctonas que habiten la zona.
  • Consume productos locales y no generes demasiados residuos. La sostenibilidad de las poblaciones que vivan en la zona a visitar se verá siempre incrementada y beneficiada si optas por comer en restaurantes típicos y comprar regalos de la industria local. Del mismo modo, procura no generar demasiada basura, e infórmate siempre con antelación de cómo reciclar lo que utilices.